Formas de Divorcio en Venezuela

formas de divorcio en venezuela abogados caracasFormas de Divorcio en Venezuela

En esta oportunidad vamos a dar un tips de las formas para divorciarse en Venezuela

1.- Separación de Cuerpos y de Bienes de mutuo acuerdo

En Venezuela, el Divorcio por Mutuo acuerdo, se inicia con la solicitud de Separación de Cuerpos y de Bienes establecida en el Artículo 189 del Código  Civil, el cual establece:

‚Äú‚ĶSon causas √ļnicas de separaci√≥n de cuerpos, las seis primeras que establece el art√≠culo 185 para el divorcio,¬†y el mutuo consentimiento.¬†En este √ļltimo caso, el Juez declarar√° la separaci√≥n en el mismo acto en que fuere presentada la manifestaci√≥n personalmente por los c√≥nyuges‚ÄĚ

La separaci√≥n de cuerpos por mutuo consentimiento se inicia por un acuerdo, dada la coincidencia de voluntades de los c√≥nyuges hacia la consecuci√≥n de un fin en com√ļn que es la separaci√≥n. Este acuerdo origina el derecho de solicitar la separaci√≥n de cuerpos, el cual se resuelve en el reconocimiento del Estado para conseguir su tutela mediante un pronunciamiento que haga efectivo ese derecho.

A partir del decreto pronunciado por el Juez se relaja el v√≠nculo matrimonial y surge el nuevo estado de separaci√≥n de cuerpos que consiste en la suspensi√≥n de la vida en com√ļn (Art. 188 C.C.), subsistiendo los dem√°s deberes, tales como, la fidelidad y la asistencia entre otros.

Transcurrido un (1) a√Īo, (tiempo establecido en la ley con el fin de que los c√≥nyuges tengan la oportunidad de reflexionar y recapacitar sobre la disoluci√≥n o no del v√≠nculo matrimonial), surge el derecho a solicitar la conversi√≥n en divorcio.

El Código Civil en su artículo 185 en su primer aparte establece:

‚Äú‚ĶTambi√©n se podr√° declarar el divorcio por el transcurso de m√°s de un a√Īo, despu√©s de declarada la separaci√≥n de cuerpos, sin haber ocurrido en dicho lapso la reconciliaci√≥n de los c√≥nyuges…‚ÄĚ.

El procedimiento de Conversión de Separación de Cuerpos en divorcio precisa varios requisitos establecidos en el artículo 185 del Código Civil, primer aparte, los cuales son:

  1. La existencia de una decisión judicial (contenciosa o graciosa) de separación de cuerpos,
  2. La ausencia de reconciliación, la notificación al cónyuge que no realizó la solicitud a los fines pertinentes (Si fuere el caso)
  3. El transcurso de un a√Īo contado a partir de la fecha de la citada sentencia de separaci√≥n de cuerpos, es decir, que cumplido el a√Īo, nace para ambos c√≥nyuges un derecho absoluto e incondicionado a pedir la conversi√≥n en divorcio.

La doctrina ha se√Īalado que, la separaci√≥n de cuerpos,¬† consiste en la situaci√≥n jur√≠dica en que quedan los esposos v√°lidamente separados, en raz√≥n de haber suspendido legalmente el cumplimiento entre ellos del deber de cohabitaci√≥n, pero subsistiendo el v√≠nculo que los une y por ende, el estado conyugal. En cambio, la disoluci√≥n del v√≠nculo matrimonial es la extinci√≥n con efectos s√≥lo hacia el futuro de un v√≠nculo v√°lido, siendo sus causas la muerte de alguno de los esposos y el divorcio.

divorcio separación de cuerpos y de bienes de mutuo acuerdo Venezuela

PROCEDIMIENTO (C.P.C)

Art√≠culo 762¬į

Cuando los cónyuges pretendan la separación de cuerpos por mutuo consentimiento, presentarán personalmente la respectiva manifestación ante el Juez que ejerza la jurisdicción ordinaria en primera instancia en el lugar del domicilio conyugal.

En dicha manifestación los cónyuges indicarán:

1¬į Lo que resuelvan acerca de la situaci√≥n, la educaci√≥n, el cuidado y la manutenci√≥n de los hijos.

2¬į Si optan por la separaci√≥n de bienes.

3¬į La pensi√≥n de alimentos que se se√Īalare.

Par√°grafo Primero: Presentado el escrito de separaci√≥n, el Juez, previo examen de sus t√©rminos, decretar√° en el mismo acto la separaci√≥n de los c√≥nyuges, respetando las resoluciones acordadas, salvo que sean contrarias al orden p√ļblico o las buenas costumbres.

Parágrafo Segundo: La falta de manifestación acerca de la separación de bienes no impedirá a los cónyuges optar por ella posteriormente, dentro del lapso de la separación.

Art√≠culo 763¬į

Durante el lapso de la separaci√≥n, el Juez podr√° dictar las disposiciones a que se refiere el art√≠culo 191 del C√≥digo Civil, cuando las circunstancias as√≠ lo aconsejen seg√ļn las pruebas que aparezcan de autos.

Art√≠culo 764¬į

Contra las determinaciones dictadas por el Juez conforme al artículo anterior, se oirá apelación en ambos efectos.

Art√≠culo 765¬į

La sentencia de conversión de la separación de cuerpos en divorcio, respetará los acuerdos de los cónyuges relativos a los hijos, sin perjuicio de poder resolver otra cosa cuando de los autos aparezcan elementos de prueba que aconsejen tomar las medidas y resoluciones a que se refiere el artículo 192 del Código Civil.

Si se alegare la reconciliación por alguno de los cónyuges, la incidencia se resolverá conforme a lo establecido en el artículo 607 de este Código.

2.- Divorcio mediante el  Articulo 185-A del Código Civil Venezolano

El divorcio mediante ¬†del art√≠culo 185-A del C√≥digo Civil, ¬†los c√≥nyuges pueden acudir juntos al Tribunal, a declarar que desean disolver el v√≠nculo que los ha unido, alegando que han estado separados de hecho por m√°s de cinco (5) a√Īos, lo que configura ruptura prolongada de la vida en com√ļn, y bajo el amparo de esta norma (185-A). No es necesario estrictamente que acudan juntos, pues tambi√©n podr√° acudir uno de los c√≥nyuges, por separado a solicitar lo mismo, en consecuencia el juez(a) deber√° o√≠r del otro c√≥nyuge si √©ste est√° de acuerdo con la solicitud planteada, debiendo corroborar las afirmaciones referidas a la existencia de la alegada separaci√≥n, en raz√≥n de ello, deber√° librarse la respectiva boleta para su comparecencia.

3.- Divorcio por mutuo consentimiento

Conforme al artículo 185 del Código Civil, por interpretación de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, de fecha 2 de junio de 2015, en sentencia signada con el  Nro. 693, en la que se interpretó constitucionalmente y con carácter vinculante, artículo 185 del Código Civil.     *

En el presente pasaje, la Sala estableció que:

‚Äú‚Ķcualquiera de los c√≥nyuges podr√° demandar el divorcio por las causales previstas en dicho art√≠culo o por cualquier otra situaci√≥n que estime impida la continuaci√≥n de la vida en com√ļn, en los t√©rminos se√Īalados en la sentencia Nro. 446/2014, ampliamente citada en este fallo; incluy√©ndose el¬†mutuo consentimiento‚ÄĚ.

4.- Demanda de Divorcio o Contencioso

Hasta 2 de junio de 2015, se había venido sosteniendo doctrinalmente, que las causales de divorcio en Venezuela contenidas en el artículo 185 del Código Civil,  eran de carácter taxativo, por lo que era imposible demandar, por otra causal distinta a las contenidas en dicha norma sustantiva, empero, ese criterio dio un vuelco completo, con la ponencia de la Magistrada Carmen Zuleta de Merchán, de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, de fecha 2 de junio de 2015 en la Sentencia signada con el  Nro. 693, en la que se interpretó constitucionalmente y con carácter vinculante, artículo 185 del Código Civil,  determinándose que las causales de divorcio allí predichas son enunciativas y no taxativas.   *

En el presente pasaje, la Sala estableció que:

‚Äú‚Ķcualquiera de los c√≥nyuges podr√° demandar el divorcio por las causales previstas en dicho art√≠culo o por cualquier otra situaci√≥n que estime impida la continuaci√≥n de la vida en com√ļn, en los t√©rminos se√Īalados en la sentencia Nro. 446/2014, ampliamente citada en este fallo; incluy√©ndose el¬†mutuo consentimiento‚ÄĚ.

A criterio de la Sala, la previsi√≥n del art√≠culo 185 del C√≥digo Civil, que prev√© una limitaci√≥n al n√ļmero de las causales para demandar el divorcio, es contraria al ejercicio de los derechos contenidos en la Constituci√≥n, ya que resulta insostenible el mantenimiento de un¬†numerus clausus¬†de las causales v√°lidas para accionar el divorcio frente a la garant√≠a de los derechos fundamentales del ciudadano al libre desenvolvimiento de la personalidad y a la tutela judicial efectiva.

Dicho lo anterior, la Sala estableció que:  *

‚Äú(‚Ķ) los c√≥nyuges cuyos hijos sean menores de edad que de mutuo acuerdo deseen divorciarse, acudir√°n ante el Tribunal de Protecci√≥n de Ni√Īos, Ni√Īas y Adolescentes en funci√≥n de sustanciaci√≥n y mediaci√≥n del lugar donde hayan establecido su √ļltimo domicilio conyugal y, previo acuerdo igualmente, expreso e inequ√≠voco, de las instituciones familiares que les son inherentes, para solicitar y obtener, en jurisdicci√≥n voluntaria, una sentencia de divorcio‚ÄĚ. *

‚ÄúEn consecuencia (‚Ķ) se deber√°n tramitar las solicitudes de divorcio de mutuo consentimiento que presenten ambos c√≥nyuges, sin m√°s exigencias que el acta de matrimonio y de nacimiento de los ni√Īos, ni√Īas y adolescentes de que se trate, as√≠ como el acuerdo previo de los c√≥nyuges acerca de las instituciones familiares, esto es, lo relativo a la responsabilidad de crianza del o los menores de edad que hubiesen procreado, la responsabilidad de crianza y custodia, obligaci√≥n de manutenci√≥n y r√©gimen de convivencia familiar, a efectos de que sean evaluados por el Juez de ni√Īos, ni√Īas y adolescentes y determinar si son convenientes para los ni√Īos ni√Īas y adolescentes de que se trate y conferir homologaci√≥n, en caso de que no lo sea, el Juez o Jueza ordenar√° su correcci√≥n¬†¬†(‚Ķ)‚ÄĚ.

¬†En nuestra opini√≥n, estamos de acuerdo en que sean ampliadas las causas de divorcio en Venezuela, en virtud de los cambios Constitucionales plasmados en nuestra Carta Magna y en los cambios Sociales productos de la √©poca de la Tecnolog√≠a¬†cibern√©tica que estamos viviendo, que afecta a los matrimonios y a la sociedad entera. Sin embargo, no estamos de acuerdo en que estas reformas, se hagan a la ligera, a trav√©s de interpretaciones improvisadas y no mediante de reformas legislativas serias, motivado a que de esta forma se dejan lagunas jur√≠dicas, como: ¬Ņcu√°les ser√≠an esas nuevas causales?. A nuestro juicio son indeterminadas, aunado al hecho, que no participaron representantes de la sociedad Civil y los grupos sociales que pudieran aportar ideas a los nuevos cambios necesarios. A nuestro juicio no se ha producido una interpretaci√≥n¬†del art√≠culo 185 del C√≥digo Civil, si no una reforma solapada. ¬†Interpretar significar√≠a por ejemplo: buscar la intenci√≥n del Legislador o la adaptaci√≥n de la norma a los tiempos actuales, pero, ¬†no se interpreta cuando se agrega un contenido nuevo, que no esta establecido en una norma interpretada.

Expresado nuestro humilde parecer del nuevo criterio expuesto en la referida, Sentencia Nro. 693 del 2 de junio de 2015, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, pasamos a estudiar las causales enunciativas contenidas en el artículo 185 del Código Civil Venezolano del  Divorcio Contencioso o por Demanda Judicial:

4.1.-El Adulterio

De conformidad con lo establecido en el art√≠culo 185, numeral 1¬į del C√≥digo Civil, el adulterio es causal expresa de divorcio; figura que es definida por el Diccionario de la Lengua Espa√Īola, citado por el autor Ra√ļl Sojo Bianco (Apuntes de Derecho de Familias y Sucesiones, M√≥vil-Libro. Caracas: 1.995, p√°g. 214) como ‚Äúel ayuntamiento carnal ileg√≠timo de hombre con mujer. Siendo uno de los dos o ambos casados‚ÄĚ.

Consecuente con esa definición, el autor Emilio Calvo Baca (Código Civil Venezolano, Ediciones Libra. Carcas: 2002. pág. 158) lo define como:

“…la relación sexual, de un cónyuge con persona distinta de su consorte. Es la violación más grave del deber de fidelidad conyugal.
Puede o no nacer un hijo de la relaci√≥n adulterina. Si el ofendido consiente el adulterio o perdona al ofensor, la ley le niega el derecho de pedir la separaci√≥n. Adem√°s, penalmente el adulterio constituye delito, pero para denunciarlo es necesario que haya terminado el proceso civil de divorcio por esta causal.‚ÄĚ

Afirma la Doctrina que para que exista adulterio, deben coexistir dos elementos: 1) el material de la cópula carnal llevada a cabo por una persona, con quien no es su cónyuge, y 2) el intencional de realizar el acto en forma consciente y voluntaria; de forma tal que la demostración del adulterio implica la prueba precisa de haberse mantenido relaciones carnales durante el matrimonio, con persona distinta del cónyuge.

El adulterio se configura con el simple acto sexual de una mujer y un varón fuera del matrimonio, sea ocasional o permanente pero intencional; consecuentemente en Venezuela, no constituye adulterio las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo -lo que en todo caso constituyen conductas deshonrosas-, las injurias graves u homosexualidad y Lesbianismo como lo tipifica nuestra legislación sustantiva.

La prueba del adulterio requiere la demostraci√≥n de que el marido o la mujer, seg√ļn el caso, ha tenido relaciones sexuales con persona diferente a su c√≥nyuge. no es menester probar el elemento intencional, pues el acto humano debe considerarse voluntario hasta que se demuestre lo contrario.

La demostración del adulterio es difícil; su prueba directa, casi imposible. Puede resultar, sin embargo, de la cosa juzgada penal o civil o, también, del reconocimiento, por una persona casada, de su hijo adulterino, lo que es posible, conforme al Código reformado, y debe admitirse, al menos como indicio, en la prueba del adulterio.

En la reciente reforma parcial del C√≥digo Penal las mujeres que cometan adulterio enfrentan penas de hasta 3 a√Īos de prisi√≥n, pero no los hombres.

El 13 de abril del 2005 entr√≥ en vigencia la Reforma Parcial del C√≥digo Penal y entre otras criticas es que se dejo vac√≠os jur√≠dicos y ambig√ľedades, esta reforma establece una pena de prisi√≥n de entre 3 meses hasta 3 a√Īos para aquellas mujeres que cometan adulterio, pero esta pena no se aplica por igual a los hombres en la misma situaci√≥n.

Estos art√≠culos evidencian una ruptura con el principio de igualdad ante la ley e intentan tipificar el delito de ‚Äúla mujer adultera‚ÄĚ mas no ‚Äúal hombre adultero‚ÄĚ, simplemente se les dar√° pena de ‚Äútres a dieciocho meses de prisi√≥n‚ÄĚ en el caso exclusivo que mantengan una concubina y ‚Äúel hecho sea notorio‚ÄĚ.

A continuación, los artículos del Código Penal sobre el adulterio:

Art√≠culo 394. La mujer ad√ļltera ser√° castigada con prisi√≥n de seis meses a tres a√Īos. La misma pena es aplicable al coautor del adulterio.

Art√≠culo 395. El marido que mantenga concubina en la casa conyugal o tambi√©n fuera de ella, si el hecho es notorio, ser√° castigado con prisi√≥n de tres a dieciocho meses. La condena produce de derecho la p√©rdida del poder marital. La concubina ser√° penada con prisi√≥n de tres meses a un a√Īo.

NOTA ACTUAL: Los Anteriores art√≠culos fueron anulados por el Tribunal Supremo de Justicia en¬†Sala Constitucional ¬†con la ¬†Sentencia 12 agosto 2016, por considerar que los mismos dan un trato injustificadamente desigual a la mujer respecto de los hombres, lo que vulnera los principios de respeto a la dignidad humana e igualdad ante la Ley, establecidos en los art√≠culos 3 y 21 de la Constituci√≥n de la Rep√ļblica Bolivariana de Venezuela.

Artículo 396. Si los cónyuges estaban legalmente separados, o si el cónyuge culpable había sido abandonado por el otro, la pena de los delitos a que se refieren los dos artículos anteriores, será, para cada uno de los culpables, prisión de quince días a tres meses.

Artículo 399.- En lo que concierne a los delitos previstos en los artículos precedentes, el enjuiciamiento no se hará lugar sino por acusación del marido o de la mujer.
La querella comprender√° necesariamente al coautor del adulterio o a la concubina.
La instancia o querella no es admisible si ha transcurrido un a√Īo desde la fecha en que el c√≥nyuge ofendido tuvo conocimiento del adulterio cometido.
La acusaci√≥n no ser√° tampoco admisible si procede del c√≥nyuge por cuya culpa se hubiere pronunciado sentencia de separaci√≥n de cuerpos.‚ÄĚ

De modo que para que se configure el adulterio del marido en materia penal es necesario que mantenga concubina en la casa conyugal, o que teniéndola fuera de ella, el hecho sea notorio, mientras que en materia civil no se exige ninguna condición adicional, bastando, en consecuencia, que haya prueba de la ocurrencia de una relación con persona distinta al cónyuge.

4.2). El abandono voluntario

Se entiende por abandono voluntario el incumplimiento grave, injustificado y ocurrido de forma intencional, por parte de uno de los cónyuges, respecto de las obligaciones de cohabitación, asistencia, socorro y protección que el matrimonio impone de manera recíproca.

Este abandono puede o no incluir el desplazamiento efectivo del cónyuge culpable fuera del hogar, ya que esa posibilidad configura solamente una de las muchas maneras cómo uno de los cónyuges puede exteriorizar el incumplimiento de las obligaciones que le corresponde; pero no ha de creerse, por tal motivo, que existan dos causales autónomas de abandono, física una y moral o efectiva la otra, ya que en todo instante el abandono voluntario queda configurado por el incumplimiento en sí de las obligaciones, no por la manera cómo se las incumpla. (TSJ/25/02/1987)

En la doctrina patria, la autora¬†Isabel Grisanti Aveledo de Luigi, en su obra expone: ‚ÄúB. El Abandono voluntario (ordinal 2¬ļ art√≠culo 185 C.C.)‚Ķcomo causal de divorcio consiste en el incumplimiento grave, voluntario e injustificado, de los deberes conyugales (deberes de asistencia, de socorro, de convivencia).

Para que se configure la causal de abandono voluntario, es menester que la trasgresión de las obligaciones conyugales sea grave, voluntaria e injustificada.

Es grave, cuando el incumplimiento de los deberes conyugales responde a una actitud sostenida, definitiva, del marido o de la mujer. No constituye abandono voluntario, en consecuencia, los simples hechos causales, discontinuos o pasajeros.

Es voluntaria cuando resulta del acto intencional del cónyuge. Si uno de los esposos ha dejado de cumplir sus obligaciones conyugales por causas ajenas a su voluntad (por estar prisionero, por enfermedad, etc.) no incurre en la causal comentada. Los actos que configuran el abandono voluntario de un cónyuge deben haber sido realizados con el propósito preciso y determinado de infringir los deberes derivados del matrimonio…

Es, por √ļltimo, injustificada cuando no existe causa suficiente que justifique el incumplimiento grave y consciente de las obligaciones derivadas del matrimonio. As√≠, si uno de los c√≥nyuges ha sido autorizado por el juez competente, para separarse de la residencia com√ļn, si existe sentencia de separaci√≥n de cuerpos, si el esposo abandonado amenaz√≥ seriamente al otro para constre√Īirlo al abandono, no ha habido abandono injustificado.

El abandono voluntario es causal de divorcio facultativa. Comprobados los hechos alegados por el demandante, corresponde al juez competente apreciar, si en el caso concreto que se le somete, hubo o no infracci√≥n grave de los deberes que resultan del matrimonio‚ÄĚ. (Lecciones de Derecho de Familia-2002-p. 290).

En el mismo orden de ideas, la Sala de Casaci√≥n Civil del Tribunal Supremo de Justicia Venezolano, en sentencia distinguida con el nro. 790, con ponencia del Magistrado Franklin Arriechi, de fecha 18 de diciembre del 2003, se√Īal√≥:

‚ÄúEn criterio de la Sala, el abandono voluntario no comprende la separaci√≥n de uno de los c√≥nyuges del lugar en que habitan que sirve de hogar, sino el ‚Äú‚Ķincumplimiento injustificado por parte de un c√≥nyuge de los deberes fundamentales que conforme a la ley le impone el matrimonio con respecto del otro‚Ķ‚ÄĚ. (Sent. 13-07-76). G.F. N¬į 93 III Etapa, p√°g. 333. Caso: Valent√≠n Garc√≠a Cuesta c/ Sonja Teodorita Quirindongo de Garc√≠a.
En este sentido, la misma Sala ha precisado que: ‚Äú‚ĶDos c√≥nyuges pueden vivir en casas y hasta en poblaciones distintas y, sin embargo, no haber incurrido ninguno de ellos en el abandono voluntario capaz de disolver el v√≠nculo conyugal por divorcio. A la inversa, puede darse el caso de que los esposos vivan bajo el mismo techo y, sin embargo, haberse consumado entre ellos el abandono voluntario, por encontrarse separados realmente de cuerpos y esp√≠ritu‚Ķ‚ÄĚ. (Sent. 29-09-82). G.F. 117. Vol. I 3ra. Etapa. Caso: Jos√© Cirilo Rond√≥n Lozada c/ Mar√≠a de los Santos Torres.

4.3). Los excesos, Sevicia e Injurias Graves que hagan imposible la vida en com√ļn

Doctrinariamente, los excesos, sevicia e injurias graves, está constituida por el agravio o ultraje de obra y palabra que lesionan la integridad, el honor, el buen concepto de reputación de la persona contra quien se dirigen.

Seg√ļn la doctrina, la sevicia es el maltrato material que, aunque no hace peligrar la vida de la victima, hace imposible la convivencia entre los esposos.

Injuria es el agravio, la ofensa, el ultraje inferidos mediante expresión proferida o acción ejecutada por un cónyuge en deshonra, desprestigio o menosprecio del otro cónyuge.

No todo exceso, sevicia o injuria constituye causal de divorcio. Para establecer la gravedad del hecho concreto es necesario tomar en consideración las circunstancias que lo rodean. Su gravedad depende de ellas, un mismo hecho concreto puede ser calificado de manera diferente en casos distintos, dependiendo su calificación, precisamente, de la circunstancia en las cuales se produjo. No es necesario que los hechos constitutivos de los excesos, la sevicia o la injuria estén tipificados como delitos, puesto que no lo exige así el legislador. Si se comprueba que los hechos provinieron en legítima defensa o de cualquier otra causa.

Por otra parte, el Profesor L√≥pez Herrera define como ‚Äúexcesos‚ÄĚ, los actos de violencia ejercidos por uno de los c√≥nyuges en contra del otro, que ponen en peligro la salud, la integridad f√≠sica o la misma vida de la victima. La ‚Äúsevicia‚ÄĚ, en cambio, consiste en el maltrato y la crueldad, que si bien no afectan la vida o la salud de quien la sufre, hacen insoportable la vida en com√ļn. Por √ļltimo, se entiende por ‚Äúinjuria‚ÄĚ, desde el punto de vista civil, el agravio o ultraje de obra o de palabra (hablada o escrita), que lesionan la dignidad, el honor, el buen concepto o la reputaci√≥n de la persona contra quien se dirigen‚ÄĚ. (F. L√≥pez Herrera. Derecho de Familia. P√°g. 572).

Asimismo, se√Īala el famoso doctrinario en materia de familia, que esta tercera causal podr√≠a cubrirse con la denominaci√≥n gen√©rica de injuria grave, puesto que los actos de excesos y de sevicia tienen en s√≠ y de por s√≠ car√°cter injurioso. Tambi√©n se√Īala que esta causal constituye violaci√≥n de los deberes de asistencia y de protecci√≥n que imponen a los esposos los art√≠culos 137 y 139 del C√≥digo Civil y que es de car√°cter facultativo pues, porque no todo acto de exceso, sevicia e injuria grave puede servir de fundamento de divorcio, sino que √©sta tiene que ser de tal naturaleza que haga imposible la vida en com√ļn y esta circunstancia debe ser apreciada libremente por el juez de la instancia.

Como también lo expresó el Profesor Aníbal Dominici, dependerá de la prudencia del juez para apreciar cuándo deben calificarse como excesos, sevicia o injuria grave los hechos que se alegan para pedir el divorcio.

Por otro lado, el Dr. Luis Alberto Rodr√≠guez en su libro ‚ÄúComentarios al C√≥digo Civil Venezolano. Divorcio‚ÄĚ indica que el hecho que configura esta causal debe tener las caracter√≠sticas siguientes: importante, injustificado, intencional y que no forme parte de la rutina diaria, semejante a la apreciaci√≥n del Profesor L√≥pez Herrera cuando dice que tiene que ser grave, intencional e injustificado.

4.4). El Conato de uno de los cónyuges para corromper o prostituir al otro cónyuge a sus hijos, así como la convivencia en su corrupción o prostitución.

La doctrina patria nos ense√Īa sobre la causal cuarta del art√≠culo 185 del C√≥digo Civil Venezolano. En tal sentido, se entiende por:

CONATO: empe√Īo o esfuerzo en la ejecuci√≥n de una cosa. Propensi√≥n, tendencia, prop√≥sito. Acto y delito que se empez√≥ y que no lleg√≥ a consumarse.

CONNIVENCIA: ‚ÄúDisimulo o tolerancia en el superior acerca de las transgresiones que cometen sus s√ļbditos, y tambi√©n acci√≥n de confabularse. Jur√≠dicamente tiene importancia en el Derecho Penal y con principal referencia a los delitos de robo, hurto, traici√≥n, espionaje, rendici√≥n al enemigo, as√≠ como en la quiebra‚ÄĚ.

CORRUPCION: ‚ÄúEn derecho penal la corrupci√≥n est√° representada por diversas figuras delictivas, entre las que cabe se√Īalar, de modo orientador, la prostituci√≥n de menores de edad, cualquiera que sea su sexo, sin violencia, y a√ļn mediante su consentimiento; la ejecuci√≥n de esos mismos hechos mediando enga√Īo, violencia, intimidaci√≥n, abuso de autoridad o relaci√≥n familiar; la promoci√≥n o facilitaci√≥n con √°nimo de lucro, o para satisfacer deseos ajenos, de la corrupci√≥n o prostituci√≥n de mayores de edad mediante enga√Īo, violencia, abuso de autoridad,etc.; la publicaci√≥n o circulaci√≥n de libros, escritos, im√°genes, u objetos obscenos; el ejecutar o hacer ejecutar a otro en sitio p√ļblico exhibiciones obscenas; realizaci√≥n de actos obscenos con personas de uno u otro sexo sin que haya acceso carnal, teniendo la victima menos de doce a√Īos o si se hallare privada de raz√≥n, as√≠ como tambi√©n si se empleare la fuerza o intimidaci√≥n.

PROSTITUCION: ejercicio de comercio carnal mediante precio. Por regla general es practicado por la mujer en relación heterosexual, pero también cabe admitir que se realice en una relación homosexual así como también que la prostitución sea masculina en una relación heterosexual y mas frecuentemente homosexual: Con respecto al derecho penal se castiga a quien con animo de lucro o para satisfacer deseos ajenos promueva o facilite la prostitución de una persona, sin distinción de sexo; a quien se haga mantener, aunque sea parcialmente, por una persona que ejerza la prostitución explotando las ganancias provenientes de esa actividad, y a quien promueva o facilite la entrada en el país o salida de el de una mujer o de un menor de edad para que ejerzan la prostitución.

El autor Luis Alberto Rodríguez en su obra Comentarios al Código Civil Venezolano expresa que:

¬†CONATO es el intento de realizar algo, independientemente que el acto propuesto se realice o no. En el caso que el conato o intento de prostituir al otro c√≥nyuge ya configura la causal de divorcio. Sin embargo, al igual que cualquier otra causal, va a ameritar las pruebas necesarias para sustentar la validez. No bastar√° que en una oportunidad el c√≥nyuge haya susurrado al o√≠do de sus pareja la posibilidad de llegar a un acuerdo mercantil que involucre cederlo/a a otra persona por ejemplo, por dinero, o sugerir medio en chiste que existe la posibilidad de unirse al grupo z que presta o vende sus servicios sexuales en x lugar. No, es necesario que el intento tenga cierta fuerza, cierta validez, independientemente que se consuma o no. No se pide en las exigencias de la causal que el intento haya convertido al otro en un ser prostituido, simplemente se exige que pueda ser susceptible de probarse la intenci√≥n activa que anim√≥ al c√≥nyuge culpable, y los hechos que siguieron a esa intenci√≥n para completar la prostituci√≥n del compa√Īero, o de los hijos.

CARACTERISTICAS DE LOS HECHOS ACONTECIDOS EN EL CAMINO DE LA CORRUPCION O PROSTITUCION DEL CONYUGE O DE LOS HIJOS.

El hecho que se atribuye al cónyuge demandado debe reunir las siguientes características:

1. Importante: el acto, o la cadena de hechos constitutiva de la causal debe tener su propio peso espec√≠fico para que se pueda convertir en un conato de uno de los c√≥nyuges para corromper o prostituir al otro, o a los hijos. No basta que uno de los c√≥nyuges exhiba un lenguaje soez, y unas costumbres un tanto groseras, y que las mismas constituyan un ejemplo da√Īino para la familia entera. Con todo lo poco edificante de esa actitud no configura la causal de divorcio.

2. Intencional: En lo relativo a lo intencional del acto, no cabe ni siquiera la posibilidad, de que los intentos carentes de intenci√≥n de uno de los c√≥nyuges para corromper al otro puedan convertirse en causal de divorcio. Es decir, si las actitudes de uno de los c√≥nyuges est√°n desprovistas de intenci√≥n, o son fruto de ingenuidad, o maneras caracter√≠sticas del actuar, desprovistas en todo momento del elemento de intencionalidad; o si son producto de problemas de tipo mental, que pueden hacer que el que los padezca sugiera a los dem√°s actuaciones fuera de los esquemas que rigen el buen comportamiento social y moral, ellas no constituyen fundamento para erigir la causal de divorcio. Sobre ‚Äú‚Ķ la connivencia en su corrupci√≥n o prostituci√≥n‚Ķ‚ÄĚ se refiere el legislador, no ya al conato para corromper o prostituir, sino a la complicidad o tolerancia para aceptar dicha conducta por parte del otro c√≥nyuge, configur√°ndose igualmente la causal. Muchas veces hay actitudes de negligencia, o de dejar hacer, que se convierten en t√°citas aceptaciones de la corrupci√≥n o prostituci√≥n del c√≥nyuge , y sobre todo de los hijos, por exceso de tolerancia, y hasta de mimos, pero en ello no ha habido la intenci√≥n especifica de corromperlos, por lo cual no se configura la causal. La explicaci√≥n anterior nos hace deducir que se requiere de hechos concretos que puedan ser demostrados ante el juez de la causa.

En lo referente a los hijos de menor edad; ni√Īos y adolescentes, hay que decir que el art√≠culo 351 de Lopna, par√°grafo segundo, dice: ‚Äú Si el divorcio o la separaci√≥n de cuerpos se declara con lugar, con fundamento en alguna de las causales prevista en los ordinales 4¬į y 6¬į del art√≠culo 185 del C√≥digo Civil, se declarar√° privado de la patria potestad al c√≥nyuge que haya incurrido en ellas, en cuyo caso, la patria potestad la ejercer√° exclusivamente el otro padre. (omisis)‚ÄĚ.

4.5). La condenación a presidio.

La condenación a presidio doctrinalmente ha sido considerada, solo cuando la misma, es la impuesta después del matrimonio. Se basa en la deshonra que importa la comisión de un delito, así como el abandono forzoso que tiene que hacer el condenado, del hogar y por ende de los deberes inherentes al Matrimonio.

Para que pueda alegarse esta causal de divorcio ad causam, es indispensable que la condenaci√≥n a presidio re√ļna varios requisitos, que son:

a) Sentencia definitivamente firme: Mientras el juicio criminal no haya concluido totalmente con decisión forme que imponga a uno de los cónyuges la pena de presidio, no existe la causal de divorcio.

b) Sentencia posterior a la celebración del matrimonio: La condenación a presidio anterior al matrimonio no puede constituir causal de divorcio; pues mientras el vínculo conyugal no ha nacido, no puede hablarse de incumplimiento de los deberes que resultan del mismo.

c) Sentencia dictada por Tribunales Venezolanos: Como la sentencia criminal dictada en el extranjero no puede surtir efectos en Venezuela, se ha creído necesario que la condenación a presidio derive de una decisión de tribunales nacionales. Pero, reiterada jurisprudencia considera, que es suficiente, como prueba de la causal de divorcio (condenación a presidio), traer a juicio la sentencia extranjera que impuso la condena.

Constituyendo el colorario de lo expuesto la causal contenida en el art√≠culo 185 del C√≥digo Civil, son causales √ļnicas de Divorcio‚Ķ Ordinal 5¬į del C√≥digo Civil, -la condenaci√≥n a presidio-; dicho planteamiento, es exactamente lo imperante a titulo sustantivo en nuestro ordenamiento jur√≠dico, no obstante adjetivalmente tiene el siguiente: 760 del C√≥digo de Procedimiento Civil, establece: ‚ÄúSi en los juicios de divorcio o de separaci√≥n de cuerpos, fundados en la causal quinta del articulo 185 del C√≥digo Civil, se presentare copia autentica de la sentencia firme de condenaci√≥n a presidio, el juez declarara que no hay lugar a pruebas por ser el punto de mero derecho, y proceder√° a sentenciar la causa en el lapso legal‚ÄĚ, siendo √©ste ac√°pite la aplicaci√≥n legislativa del Art√≠culo 389.1 del C√≥digo de Procedimiento Civil no habr√° lugar al lapso probatorio‚Ķ1¬į Cuando el punto sobre el cual versare la demanda, aparezca, as√≠ por √©sta como por la contestaci√≥n, ser de mero derecho.

4.6). La adicci√≥n alcoh√≥lica u otra formas graves de f√°rmaco-depedencias hagan imposible la vida en com√ļn.

Seg√ļn el Diccionario de Ciencias Jur√≠dicas Pol√≠ticas y Sociales de Manuel Osorio, el Alcoholismo es definido como:

‚ÄúVicio consistente en abusar de las bebidas alcoh√≥licas productoras de una autointoxicaci√≥n. El estado de embriaguez a que llega el alcoh√≥lico tiene importancia jur√≠dica no solo por lo que afecta a la sociedad, sino tambi√©n por las repercusiones que presenta con respecto al Derecho Penal, ya que el alcoholismo es una de las causas modificativas de la responsabilidad. Asimismo puede repercutir en el Derecho Civil en cuanto afecte a la capacidad jur√≠dica del alcoh√≥lico, principalmente en lo que se refiere a la administraci√≥n de los bienes, al ejercicio de la patria potestad e inclusive a la subsistencia del matrimonio‚ÄĚ.

El Alcoholismo (dependencia del alcohol) y el abuso del alcohol son dos formas diferentes del problema con la bebida.

El alcoholismo ocurre cuando una persona muestra signos de adicci√≥n f√≠sica al alcohol y contin√ļa bebiendo, a pesar de los problemas con la salud f√≠sica, mental y las responsabilidades sociales, familiares o laborales.

No existe una causa com√ļn conocida del abuso del alcohol y del alcoholismo. La raz√≥n por la cual algunas personas beben de manera responsable y nunca pierden control de sus vidas mientras que otras son incapaces de controlar la bebida no esta clara.

Se√Īalado lo anterior se debe tener en cuenta que la causal bajo estudio, configura la dependencia del individuo de las sustancias alcoh√≥licas, y dem√°s drogas capaces de producir f√°rmaco-dependencia con las mismas o peores consecuencias que el alcohol.

No se trata de la ocurrencia de un eventual disfrute alcoh√≥lico por parte de uno de los c√≥nyuges, sino de una adicci√≥n que amenace de manera concreta al hogar y sobre todo que haga imposible la vida en com√ļn entre los esposos.

En este sentido, se requiere para que se estructure la causal referida, que existan varias características:

– Que el consumo sea habitual. ‚Äď Que las dosis revistan cierta importancia relativa, es decir de acuerdo a la bebida o droga que ingiera: si el individuo consume una cerveza diaria no podemos hablar de adicci√≥n a los efectos de la causal, pues en este caso, a pesar de que el consumo sea habitual la dosis alcoh√≥lica no es importante. En cambio si se trata de una botella de ron diaria, estaremos hablando de una ingesta alcoh√≥lica de connotaci√≥n, por cuanto se debe tener claro que una copa o trago de licor se define como una botella de cerveza de 12 onzas o un vaso de vino.
РLa adicción, además, debe implicar abandono del hogar en el sentido de descuido de los deberes matrimoniales y familiares.

РEn todo caso la fundamentación del divorcio en esta causal debe sustentarse, en una argumentación sólida profesionalmente hablando, que permita, además de los hechos probados, que el juez decida las implicaciones de la conducta del demandado

4.7). La interdicci√≥n por causa de perturbaciones psiqui√°tricas graves que hagan imposible la vida en com√ļn.

El Dr.¬†Jos√© Lu√≠s Aguilar Gorrondona, en su obra ‚ÄúDerecho Civil I, Personas, UCAB, 23¬ļ edici√≥n, p√°gina 371‚ÄĚ define la interdicci√≥n judicial:

‚Äú¬†como la privaci√≥n de la capacidad negocial en raz√≥n de un estado habitual de defecto intelectual. Su nombre deriva de que es necesaria la intervenci√≥n del juez para pronunciarla .‚ÄĚ

Para  iniciar la demanda de divorcio confundamento en esta causal 7ma , debe preexistir con anterioridad  una sentencia definitivamente firme que haya declarado la interdicción del cónyuge demandado.

No basta con que el demandante alegue la existencia de perturbaciones psiquiátricas en la persona de su cónyuge, sino que el mismo debe haber sido declarado entredicho, pues no es durante la tramitación de la acción de divorcio cuando va a establecerse la procedencia de la interdicción, sino que, se insiste, es menester que la misma haya sido declarada previamente conforme al procedimiento establecido en el Capítulo III, Título IV, del Libro III del Código de Procedimiento Civil.

5.- El pase legal ó Exequátur. En los casos de los divorcios internacionales, el vinculo conyugal es disuelto un Tribunal extranjero,  para que la sentencia surta efectos legales Venezuela, hay que pedir el pase legal ó exequátur, ante el Tribunal Supremo de Justicia, en caso de haber contención o ante un Tribunal Superior si no hubo contención.

Tribunales Competentes en cada caso

1) Tribunales de Protecci√≥n de Ni√Īos, Ni√Īas y Adolescentes.

Cuando se trate de divorcios con hijos (Ni√Īos, Ni√Īas y Adolescentes) (art. 177 La Ley Org√°nica para la Protecci√≥n del Ni√Īo y del Adolescente)

2) Tribunales de Municipio para los casos que no hayan hijos (Ni√Īos, Ni√Īas y Adolescentes) y sea de mutuo acuerdo.

3) Tribunales de Primera Instancia Civil, cuando es contencioso o por demanda.

FORMULARIO DE CONTACTOS

    Don`t copy text!