Particion y Liquidacion de Bienes Conyugales Venezuela

bienes conyugales liquidacion y particionPartici贸n y Liquidaci贸n de Bienes Conyugales Venezuela

Los fundamentamos Legales para iniciar una demanda por聽Partici贸n y Liquidaci贸n de la Comunidad Conyugal聽serian las continuaci贸n indicamos:


Seg煤n el Diccionario de Ciencias Jur铆dicas, Pol铆ticas y Sociales de Manuel Ossorio, la partici贸n puede definirse de la siguiente manera:

Partici贸n.聽El concepto gen茅rico conocido es el de divisi贸n o reparto en dos o m谩s partes o entre dos o m谩s part铆cipes. II M谩s en especial en el mundo jur铆dico, la distribuci贸n o repartimiento de un patrimonio -singularmente la herencia o una masa social de bienes- entre varias personas con iguales o diversos derechos sobre el condominio a que se pone fin.”

Partici贸n de Bienes Comunes

Entendi茅ndose la partici贸n de bienes comunes, como el proceso de separaci贸n de 茅stos que tiene por finalidad otorgar a cada una de las personas, que tiene derechos sobre los bienes indivisos, la parte material o porci贸n que realmente le corresponde.


Nuestro C贸digo Civil establece respecto a la comunidad de gananciales o comunidad conyugal de bienes que:


鈥淎rt铆culo 156. Son bienes de la comunidad:1潞. Los bienes adquiridos por T铆tulo oneroso durante el matrimonio, a costa del caudal com煤n, bien se haga la adquisici贸n a nombre de la comunidad o al de uno de los c贸nyuges.2潞. Los obtenidos por la industria, profesi贸n, oficio, sueldo o trabajo de alguno de los c贸nyuges.3潞. Los frutos, rentas o intereses devengados durante el matrimonio, procedentes de los bienes comunes o de los peculiares de cada uno de los c贸nyuges鈥.

Doctrina a cerca de Patrimonio Com煤n

Acerca de esta Comunidad Conyugal o Patrimonio Com煤n la doctrina compilada en la obra C贸digo Civil de Venezuela, editada por la Universidad Central de Venezuela (p.355; 1996), expresa:

鈥淓n el r茅gimen patrimonial matrimonial de la comunidad de gananciales, al lado de los bienes propios o exclusivos del respectivo c贸nyuge adquiriente, existen otros que pertenecen en com煤n de por mitad a ambos esposos, independiente de cual de ellos los haya habido. Son esos los bienes gananciales鈥.

鈥淪e consideran comunes en principio y por regla general, todos los bienes que los esposos adquieren conjunta o separadamente durante el matrimonio, por actos a titulo oneroso (L贸pez Herrera, supra 34, p.465)鈥.


Existe como consecuencia del Matrimonio una comunidad de gananciales y en virtud de esta, una presunci贸n de existencia de ella sobre los bienes adquiridos por los c贸nyuges a t铆tulo oneroso, ya sea de forma conjunta o separadamente, al respecto observamos que la citada obra precisa que (p.355):


鈥淎 falta de toda convenci贸n rige la comunidad legal; los bienes adquiridos durante el matrimonio se presumen que pertenecen a la sociedad conyugal y 茅sta es una presunci贸n legal de copropiedad. De modo, que si no consta la anterior procedencia de los bienes al matrimonio o su adquisici贸n durante 茅ste, pro donaci贸n, herencia o legado, 茅stos pertenecen de por mitad a los esposos en el concepto de bienes comunes o gananciales (Castillo Amengual, supra 26, p. 235)鈥


Aunado a lo anterior, precisa la doctrina en an谩lisis de la normativa sustantiva al respecto, cuales son los bienes que pertenecen a la comunidad patrimonial conyugal, precisando que (pp.355-356):


鈥淪e habla de una comunidad de gananciales, porque en ella se incluyen no s贸lo las adquisiciones hechas durante el matrimonio a expensas del caudal com煤n (art. 156, ord. 1潞), sino tambi茅n las hechas o producidas por el trabajo, profesi贸n, industria o arte de cualesquiera de los c贸nyuges (art. 156, ord. 2潞) o las derivadas de los frutos, rentas e intereses de cada c贸nyuge (art. 156, ord. 3潞), as铆 como las donaciones hechas con ocasi贸n del matrimonio (art. 161).

Y se dice que ella es ilimitada, pues adem谩s de que no entran los bienes que ya pertenecieran, por cualquier titulo oneroso o gratuito a cualquiera de los c贸nyuges antes del matrimonio, no entran tampoco en esa comunidad los que cada uno de los adquiera por herencia, legados o donaciones hechas a t铆tulo personal al respectivo c贸nyuge, aunque estos eventos ocurran durante el matrimonio, o los que entre al patrimonio particular de ese c贸nyuge por subrogaci贸n real con otro de tales bienes propios de 茅l (por permuta, retracto con dinero de su patrimonio, daci贸n en pago para extinguir un cr茅dito personal de ese c贸nyuge, u otra causa lucrativa que precede al matrimonio, compras hechas con dinero precedente de otros bienes del propio adquiriente), ni tampoco otros bienes adquiridos pro otros t铆tulos que resulta justo excluir de la comunidad, tales como indemnizaciones por accidentes personales, seguros de vida, de da帽os personales u otros derechos personal铆simos (art. 151 y 152).

A ello habr铆a que agregar todav铆a, los bienes donados o dejados en testamento conjuntamente a los c贸nyuges con designaci贸n de la parte que corresponde a cada uno, o en su defecto, de por mitad, seg煤n lo establecido en el art铆culo 153 y que se califican como bienes propios de los c贸nyuges (Melich, supra 36, pp. 231 y 232)鈥.

Siguiendo el mismo orden de ideas, dispone el art铆culo 768 del C贸digo Civil, lo siguiente:
鈥淎rt铆culo 768.- A nadie puede obligarse a permanecer en comunidad y siempre puede cualquiera de los part铆cipes demandar la partici贸n.鈥

En este sentido, el autor patrio Abd贸n S谩nchez Noguera, refiere lo que de seguida se transcribe:聽
鈥溾l art铆culo 768 del C贸digo Civil consagra a favor del comunero el derecho de acudir a los 贸rganos jurisdiccionales para demandar la partici贸n, en virtud del principio de que 鈥淎 que nadie puede obligarse a permanecer en comunidad鈥.


La partici贸n constituye por ello el instrumento a trav茅s del cual, de mutuo acuerdo o mediante juicio, se hace posible la divisi贸n de las cosas comunes para adjudicar a cada comunero la porci贸n de los bienes comunes, conforme a la cuota que a cada uno corresponda en las mismas…鈥澛


As铆 mismo, al referirse a quien est谩 legitimado para intentar y sostener un juicio de partici贸n de comunidad, dicho autor sostiene lo siguiente:聽
鈥溾egitimados, tanto activos como pasivos para proponer la demanda y para ser propuesta en su contra, ser谩n todas y cada una de las personas que sean titulares de los derechos de cuya partici贸n se trate. S贸lo basta tener atribuida la condici贸n de comunero para que pueda obrar como demandante o ser llamado al juicio como demandado鈥︹澛

聽Requisito exigido聽 para demandar la partici贸n de una comunidad de bienes


En resumen,聽se desprende que el 煤nico requisito exigido por la Ley para demandar la partici贸n de una comunidad de bienes, es que ambas partes de la controversia, tanto el demandante como el demandado, deben tener el car谩cter de comuneros de la comunidad objeto del litigio. 聽


Respecto al procedimiento a aplicar para dicha partici贸n es el ordinario, al observar el art铆culo 183 del C贸digo Civil que establece que:
鈥淓n todo lo relativo a la divisi贸n de la comunidad que no est茅 determinado en este Cap铆tulo, se observar谩 lo que se establece respecto de la partici贸n鈥.

聽El procedimiento de partici贸n


聽El procedimiento de partici贸n, por su naturaleza, es un juicio que se rige bajo la normativa jur铆dica contenida en el Cap铆tulo II, T铆tulo V, Libro Cuarto del C贸digo de Procedimiento Civil.
Al efecto el art铆culo 777 del C贸digo de Procedimiento Civil, dispone que:

“La demanda de partici贸n o divisi贸n de bienes comunes se promover谩 por los tr谩mites del procedimiento ordinario y en ella se expresar谩 especialmente el t铆tulo que origina la comunidad, los nombres de los cond贸minos y la proporci贸n en que deben dividirse los bienes.
Si de los recaudos presentados, el Juez deduce la existencia de otro u otros cond贸minos, ordenar谩 de oficio su citaci贸n.”

FORMULARIO DE CONTACTOS

    Don`t copy text!